Historia y técnica de la sonería de repetición


Los avances de la ciencia moderna son superados constantemente sin que por ello debamos menospreciar el esfuerzo realizado para alcanzarlo. En nuestro campo, la relojería mecánica, casi todos estos avances han sido superados por la electrónica desarrollada a partir de los años sesenta pero no por ello la relojería mecánica ha perdido su valor tanto intrínseco como sentimental.

La pregunta podría ser: ¿Porque comprar  un reloj mecánico que me ‘dá’ las horas y los cuartos cuando puedo comprar uno electrónico con muchas mas funciones por una milésima parte de su precio?

Para el amante de la relojería mecánica la respuesta es clara: su valor intrínseco, la belleza de su mecanismo y su exclusividad compensa su coste. Entienda el lector que además la compra de este tipo de reloj se convierte en una inversión por su producción limitadísima. Pero no se ilusione demasiado, no podrá acceder a ellos sin desembolsar un mínimo de 5.500.- € para un modelo con repetición de horas y cuartos de la firma suiza Kelek con calibre Dubois-Depraz, verdaderamente asequibles.

Pero antes de continuar debemos hacer un poco de historia para poder situarnos mejor en el contexto de una de las complicaciones relojeras mas complejas y en ocasiones menos apreciada.

Quizás el origen más remoto de lo que ahora conocemos como sonería podrían ser los relojes monumentales con Jacquemart. Con este nombre se definían las figuras de metal (hierro o plomo) o madera esculpida que representaban un hombre de armas que golpeaba una campana con un martillo. Estas figuras daban las horas en los relojes de torre más importantes del viejo continente  a partir del siglo XIV. De hecho, el primer reloj con autómatas se cree que fue el de Ovieto en Italia en 1351. Una figura de bronce, representando un hombre de 1,65m., daba las horas gracias a un sistema de levas unido a un mecanismo de pesas. Mas tarde este tipo de reloj se fabricó en Alemania, Flandes (Holanda), Inglaterra, Francia, etc. En este último país se conservan una veintena en buen estado.

Se fabricaron mecanismos cada vez más complejos e ingeniosos capaces de producir simultáneamente varios sonidos golpeando diferentes campanas u otros objetos.

Fue el rey Jaime II de Inglaterra quien tuvo que interceder para decidir quien fue el inventor del mecanismo de repetición ya que se presentaron dos demandas de patente simultáneamente. Por un lado el pastor Edward Barlow y el relojero Thomas Tompion y de otro el relojero Daniel Quare. En 1687 el veredicto del soberano se inclinó a favor de este último. También se le atribuye a Quare (1679-1724) la incorporación de la aguja de los minutos en el centro de la esfera.   

El mecanismo de sonería de repetición de Quare era capaz de actuar a las horas y los cuartos. Años mas tarde, en 1695, lo haría también cada 7 minutos y medio. Este seria el antecesor del reloj presentado por el relojero también ingles Samuel Watson en 1710 con repetición cada 5 minutos. Ya solo faltaba la máxima complicación: añadir a las horas y cuartos la repetición de minutos. Hubo que esperar hasta 1750 para que el genial maestro ingles, Thomas Mudge (1715-1794), lograra tal complicación relojera, consiguiendo alcanzando con el tiempo un grado de miniaturización muy considerable para la época. Debemos añadir que el maestro ingles Mudge fue el inventor del escape libre de ancora que ahora incorporan la inmensa mayoría de los relojes de pulsera y bolsillo actuales.

Como en otras ocasiones fue el gran maestro Breguet el que aporto nuevas ideas también en esta materia. Incorporó los resortes sonoros en espiral para la producción de los diversos timbres lo que permitió construir relojes de bolsillo (y posteriormente de pulsera) cada vez mas planos en los que se eliminaron las campanillas.

Hacia finales del siglo XIX y comienzos del XX los fabricantes suizos de Ginebra y de la región del Jura y el valle del Joux se hicieron celebres por la miniaturización de los relojes con sonería de repetición.

A partir de 1910 aparecieron en mayor numero los relojes de pulsera repetición de minutos. Su precio exorbitante fue un grave obstáculo a su propagación. Estos relojes debian pedirse en firme y esperar muchos meses para su entrega. Los ofrecian firmas tan prestigiosas como Audemars Piguet, Haas Neveux, C.H. Meylan, Patek Philippe o Vacheron Constantin aunque los movimientos de gama mas alta provenian frecuentemente de firmas como James Aubert, Louis-Elisée Piguet, Victorin Piguet o LeCoultre.

Su compleja construcción (con mas de 300 piezas) esta reservada en la actualidad a ciertas firmas de prestigio y unos pocos maestros artesanos. Mas adelante hablaremos de todos ellos pero antes vamos a describir brevemente cada uno de los ocho apartados en los que podemos clasificar la sonería:

  • La repetición de cuartos: consiste en la emisión de un sonido agudo y otro mas grave en cada cuarto de hora.
  • La repetición de semi-cuartos: suena como el anterior pero además emite un sonido agudo cada 7 1/2 minutos. Breguet fue uno de los pocos maestros relojeros capaces de desarrollar una sonería de este tipo que por su particularidad llevaba su nombre. Los relojes de Breguet solo disponían de un martillo que con un solo golpe marcaba las horas, dos para los cuartos y uno para los semi-cuartos todos ellos con un mismo timbre. Este martillo estaba atornillado a un tija (o varilla) que le servia de eje y que pivotaba sobre la platina del reloj.
  • La repetición de cinco minutos: consiste en señalar las horas y cada cinco minutos con un sonido más agudo pero sin sonar a los cuartos. Esta es quizás la sonería menos compleja y por tanto poco apreciada.
  • La repetición de minutos: esta es la modalidad mas utilizada actualmente y se basa en la señalar las horas, los cuartos y los minutos, estos últimos con un sonido mas agudo. El sistema de sonería consiste es un mecanismo suplementario implantado en un reloj en el lado de la esfera y con un barrilete que le proporciona la energía necesaria a un pequeño tren de rodaje que acciona los martillos.
  • La gran sonería: se llama así porque permite hacer sonar las horas y los cuartos automáticamente y puede repetir las horas, cuartos y minutos actuando sobre un pulsador. Los relojes con este tipo de sonería deben ser equipados de dos sistemas de rodaje, uno para las agujas de horas y minutos y el otro para el mantenimiento del mecanismo de sonería. Las grandes firmas relojeras han creado relojes con este tipo de sonería dotados de varios timbres lo que les confiere la denominación de carillón y les dota de una gran belleza musical.
  • La pequeña sonería: raramente utilizada este tipo de sonería consiste en el marcado automático de los cuartos de hora y opcionalmente de las horas en punto.
  • Los relojes Carillón: estos relojes suelen disponer de tres o más timbres que les permite obtener una serie de melodías para los cuartos de hora. Opcionalmente señalan también las horas en punto. Los relojes con cuatro timbres se llaman ‘Westminster’.
  • Los relojes Jaquemarts: son los relojes con sonería con autómatas que presentan sobre la esfera uno o dos pequeños personajes que golpean pequeñas campanas. Sus movimientos están sincronizados con la sonería para producir la ilusión de que son ellos los que la producen.

A lo largo de los últimos casi 100 años de historia de han realizados diferentes creaciones con sistemas de sonería pero vamos a centrarnos solamente en los de pulsera mas importantes.

La firma Ulysse Nardin goza de una rica y amplia experiencia como constructor de complicaciones y en especial de relojes con sonería. Han realizado diversos modelos muy importantes con diferentes características de sonería como el ‘Jungle repetición a minutos’ edición limitada de 18 piezas, el ‘Forgerons repetición a minutos y el ‘Sonnerie en passant’ con movimiento automático son  tres ejemplos de excepcional calidad con diferentes tipos de sonería. Pero quizás la más grande realización hasta la fecha en la materia sea el modelo ‘Genghis Khan’ también de Ulysse Nardin. Esta creación, verdadera obra de arte, fue presentada en la ultima edición de la feria de Basel 2002 y se considera el primer ‘Carillon Westminster Jaquemarts Tourbillon’ es decir que combina la complejidad de un regulador a tourbillon con sistema Pellaton (del prestigioso relojero James Pellaton) y un sistema de sonería que combina la utilización de cuatro timbres (carillón) y la utilización de autómatas sobre la esfera (jaquemarts).

Ulysse Nardin Genghis Khan

Los tres personajes animados (en oro de 18 quilates y grabados a mano), colocados sobre una esfera de onyx, están sincronizados perfectamente con el carillón.

Todo el mecanismo esta contenido en unas dimensiones de 27,60mm de diámetro y 8,6mm de grosor, empleando 36 rubís y alojado en una caja de oro de 42mm de diámetro. Esta obra de arte puede ser suya por aproximadamente 450.000.- € pero solo si es paciente ya que su producción es muy lenta debido a externa complejidad.

 Otra de las firmas relojeras con experiencia en la producción de relojes con sonería es la suiza Kelek tanto para relojes de pulsera como de bolsillo. Para celebrar el centenario de su fundación en el año 1996 la firma presentó un modelo repetición automática de horas y cuartos en edición limitada de cien piezas. El calibre fue construido por Dubois-Depraz y ensamblado en los talleres de la firma. Sin embargo la colaboración de la firma con Dubois-Depraz comenzó en 1975 para este tipo de complicación y los relojes producidos a un precio muy asequible tuvieron mucho éxito.

También disponen de un modelo de pulsera repetición automático de horas y cinco minutos y otro de bolsillo al que se le han añadido dos autómatas.

También la firma suiza ‘Le Phare’ produjo desde finales del siglo XIX este tipo de relojes. Ahora es mas conocida con el nombre comercial de ‘Jean d’Eve’ desde su lanzamiento en 1981. La firma ‘Le Phare’ obtuvo el Gran Premio de la Exposición Universal de Paris de 1900 por su repetición de minutos que fue suministrado a muchas firmas de prestigio para sus producciones propias. En la actualidad la firma continua innovando para producir modelos como el ‘Samara’ con un mecanismo de cuarzo sin pila; alimentado por un micro generador que es accionado por un rotor con un diseño especial.

La firma Parmigiani también esta realizando un gran esfuerzo en este campo y desde su modelo ‘Toric repetición de minutos’ ha iniciado una pequeña pero continua producción de relojes con esta complicación relojera. El último y desde luego más importante ha sido el presentado en la feria de Basel 2001 y bautizado como ‘Tecnica II’. Se trata de un modelo que aúna su regulador de tourbillon un minuto con las funciones de calendario perpetuo, años bisiestos, indicador de fases de luna y repetición de minutos. La sonería actúa con las horas, cuartos y minutos con dos timbres diferentes. Todo un alarde de técnica y exquisita calidad de acabados.

Audemars Piguet Grande Sonnerie Carillon

Como no podía ser de otra forma la prestigiosa firma Audemars Piguet con mucha experiencia en todo tipo de complicaciones también ha realizado muy importantes relojes con sonería en pulsera y bolsillo. Los modelos más recientes son el ‘Jules Audemars Grande Complication’ que dispone de calendario perpetuo, cronografo ratrapante y repetición de minutos, el ‘Jules Audemars Grande Sonnerie Carillon Dynamographe’ con pequeña y gran sonería e indicador de la tensión de la espiral y el ‘Jules Audemars Grande Sonnerie Carillon’ que tambien esta disponible en versión de señora con el calibre 2873 compuesto de 340 elementos en tan solo 2 cm3.

También la firma Blancpain dispone de varios modelos repetición de minutos para su famosa colección 2100 con calibres Frederic Piguet realizados en exclusiva para la firma y que incluso disponen de autómatas que animan escenas eróticas sobre el fondo del reloj.

Girard Perregaux opera one

El modelo ‘Opera One’ de la firma Girard-Perregaux es una de las creaciones contemporáneas más importantes. Se trata de un tourbillon con sonería carillón Westminster. IWC y Jaeger-LeCoultre disponen de varios modelos de complejidad similar al anterior. Breguet ofrece también un modelo repetición de minutos con calibre de base Lemania 189 y de corte clásico pero muy elegante. 

Otras firmas de prestigio como Daniel Roth (calibre Gerald Genta), Gerald Genta, Franck Muller, Roger Dubuis (calibre Christophe Claret) o Vacheron Constantin disponen en su catalogo de uno o mas modelos con diferentes tipos de sonería.

Dejamos ahora un poco de lado las grandes firmas para acercarnos a los pocos maestros relojeros contemporáneos capaces de realizar este tipo de complicaciones.

Uno de ellos es Philippe Dufour, verdadero especialista de los relojes con repetición de minutos. Realizó diversos modelos de bolsillo con grande y pequeña sonería para presentar finalmente en la feria de Basel de 1992 la versión de pulsera; año en el que se convierte en miembro de la A.H.C.I. (Académie horlogère des créateurs indépendants). Esta complicación se deja al descubierto en un modelo sin esfera en el que el dispositivo de sonería está integrado encima del movimiento. Una característica especial de este modelo es su luneta con bisagra que recuerda los relojes savonetas. La ‘esfera’ de cristal transparente sirve también para aplicar sobre ella los únicos índices de referencia existentes. Las agujas exclusivas “Dufour” (fabricadas por él mismo) en acero azulado finamente pulidas resaltan sobre el acero del movimiento. Dufour realiza desde cero todas sus creaciones y para este modelo, sin duda el mas complejo, deberá esperar varios meses y desembolsar unos 475.000.- €. Esta es probablemente la creación artesanal mas apreciada en la actualidad.

Otro ejemplo lo encontramos en un especialista en la producción de relojes esqueleto y ‘a medida’, Armin Strom, quien realizó hace varios años un reloj esqueleto con repetición de minutos partiendo de un calibre de época de A. Schild, el 1475.

FP Journe Grande et Petite Sonnerie

Otro de los maestros relojeros que se han atrevido con esta complicación es F.P. Journe. Su modelo ‘Grande et Petite Sonnerie’ tiene, además de un audaz diseño, una técnica compleja: Grande y Pequeña sonería, repetición de minutos, minutos retrógrados e indicador de reserva de marcha. Para ello han hecho falta mas de 450 piezas (hechas a mano) para componer un mecanismo (de 13 líneas con 33 rubíes, un grosor de 6,8mm. y 21.600 alternancias / hora) con dos barriletes (uno para el movimiento y otro para la sonería) que invertido permite mostrar los dos martillos de sonería sobre la esfera. La esfera realizada en oro macizo presenta las horas en una subesfera central, los minutos con dispositivo retrógrado, la reserva de marcha de 36 horas a las 2 y por último la indicación del tipo de sonería activo. La caja de 40mm de platino dispone de cristal zafiro sobre la esfera y también para admirar el fondo. Se pueden seleccionar a voluntad 4 funciones: Gran Sonería: el  reloj suena al dar las horas en punto y los cuartos de hora. Repite la hora en cada cuarto, Pequeña sonería: igual que la anterior sin repetir la hora en los cuartos, Repetición de Minutos: suena cada hora, cuartos y minutos y por ultimo la función Silencio en la que no actúa la sonería.

Considerado por muchos como un lujo innecesario, los relojes con sonería expresan con sonidos todo el arte y saber hacer de sus creadores. Exclusivos por su limitada producción y elevado coste estos relojes están considerados por muchos como la máxima expresión artística en el sector de la relojería mecánica.

Autor: José Luis Alvira

Publicado en Relojes & Estilográficas - Diciembre 2002

Prohibida su reproducción total o parcial sin el consentimiento del autor

About these ads

5 comentarios

  1. Extraordinario artículo. Extraordinarios artículos los que llevo leídos durante esta tarde.
    Felicidades por este blog.

  2. Gracias por su opinión tan positiva. Son articulos publicados ya hace varios años pero que en su mayor parte no precisan de actualización.

    Un saludo

    JL Alvira

  3. Lo felicito por su blog y no se si me pudiera ayuda, estoy investigando que reloj fue galardonado como el mejor del 2007 en el salon de alta relojeria de Ginebra de ese año

    • Gracias por su opinión.
      El ganador (Premio Aguja de Oro) de la VII edición 2007 fue el Richard Mille RM012 pero hay que añadir que FP Journe no tuvo opción a premio ya que formaba parte del jurado.

      Un saludo

      JL Alvira

  4. Fantastico articulo y blog. Investigando sobre el reloj de bolsillo de oro de mi tatarabuelo, el cual tiene un boton para la soneria me tope con este articulo ya que no se muy bien como funciona esta. Es un baltic cronografo con soneria de horas cuartos y minutos por lo que he podido leer. Tiene la esfera de porcelana y las agujas son azuladas. En la tapa de detras pone: repeticion a minutos, medalla de oro, medaille d´or,bordeaux 1907, ancre de precision, chronographe 17 rubis.Mi pregunta es:¿Donde puedo encontrar informacion sobre la marca baltic?.Es que me gustaria llevarlo a la casa para ajustarlo, aunque funciona bien el cronografo necesita un ajuste. Y que significan esas medallas de oro grabadas en el reverso. .¿En este caso se trata de gran soneria?.Perdon por lo extenson de mi pregunta.
    Un saludo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: